Mochileira de Jesus

terça-feira, 4 de janeiro de 2011

El camino de José



La historia de José más que merece transformarse en más una novela de la tele brasileña, ahora que esta en moda hacer novelas con historias bíblicas.


José es el personaje más inspirador del Antiguo Testamento, el hombre era "the man". De todos de la Biblia, fue el hombre que se acostó en los más distintos tipos de cama que una persona puede dormir.


Desde de la segura cama en casa de sus padres, al fondo de un pozo, también se acostó junto con contrabandistas en el desierto que lo compró de sus propios hermanos, después la cosa se pone un poco mejor... se convierte en esclavo y se fue a dormir en la cama de confianza en la casa de Portifar, después perdió su trabajo y se fue a la cárcel injustamente, y de la cárcel directo para ser gobernador de Egipto, el centro económico de la época!


Y todo esto sucedió porque él tenía un sueño, un sueño que su propia familia no podía entender, un sueño que no ha sido olvidado por las dificultades, un sueño que incluso en los diferentes tipos de cama en que él quedó dormido aún tenia el recuerdo en su corazón, porque no estaba solamente en él, sino también en el corazón de Dios.


Yo tengo un sueño en mi corazón, y por ese tuve que dejar todos los otros, tengo el sueño de cumplir el sueño de Dios en mi vida, aunque en el pozo, cárcel, saliendo de una casa de conforto y perdiendo el empleo, ese sueño se mantiene latente en mí.


Aunque la gente no puede ver, siento que Dios está conmigo y tu bendición está sobre mí y todas las dificultades son sólo una parte del trayecto hacia el lugar de honor que el Señor se ha reservado para mí, ya sea en tierra o en el cielo con El. Yo sé que mi fe va ser honrada por mi Dios.


Como en los videojuegos, cuando se inicia un nuevo nivel se hace más difícil, pero también recibimos nuevas armas y nos  acercamos a la gloria de llegar en el final y ver aquella pequeña película en que todo queda "feliz para siempre" .


Nuestra vida es un juego de una sola oportunidad donde tenemos que hacer lo mejor posible y dejar que Dios haga lo imposible para que suceda todo derecho, luchar contra el dragón y rescatar a la princesa!


Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús. Filipenses 3:13-14

Leer otros textos en Español

Nenhum comentário:

Postar um comentário