Mochileira de Jesus

quarta-feira, 29 de dezembro de 2010

Renaciendo por el Camino de la Gracia


Antes de empezar a escribir, quiero mencionar que no estoy haciendo crítica a ninguna iglesia, especialmente la Iglesia Renacer en Cristo donde crecí y aprendí el 90% de todo lo que sé.

Me gustaría compartir este momento que estoy viviendo y lo que Dios me ha mostrado. Todo tiene su tiempo, tiempo para sembrar y cosechar, gran parte de lo que estoy cosechando hoy es fruto de mis acciones en el pasado.


Alrededor de dos semanas comencé a reflexionar sobre mi vida, y entendi todo lo que Dios ha hecho y esta haciendo conmigo, me sentí avergonzada e indigna al recibir tanto y no entregar nada, y también inutil delante de la presencia de Dios. ¿Por qué él Espíritu Santo hablaba tanto conmigo y Dios realiza los sueños más regalones de mi corazón?, y yo no estaba participando de sacrificio, sin entregar ninguna ofrenda especial, sin hacer nada en la iglesia, nada mismo.

 
Pensé para mi misma, con mucha vergüenza.....como es posible recibir tanto sin hacer nada para merecerlo??? Comencé a orar....(una regla aquí es no hacer nada por impulso, solo por convicción), después pregunte a Dios.."¿Señor ahora que hago?"..y no recibí respuesta..con algunos problemas familiares y con stress adicional laboral..sin cesar comencé a preguntar para Dios..para qué y por qué estoy en Chile?? y siempre sin respuesta. Dios estaba en silencio, sin ninguna razón aparente.. yo estaba en comunión con él y en santidad, todo estaba normal, Dios respondía los deseos más íntimos y tontos de mi corazón, pero no contestaba la pregunta más importante para mí.
 
Como siempre...llamé a mi pastora llorando.."pastooooora, tengo todo lo que quiero..pero me siento inútil e indigna delante de Dios"..mi pastora sabia y ungida me respondió lo que los niños aprenden en la escuela dominical..."nunca seremos merecedores, no es por las cosas que hacemos y si por lo que Jesús hizo por nosotros. No es por merito, es por la gracia."
 
Claro .. era más que evidente, en la teoría todos sabemos que no somos dignos, pero solamente yo pensaba que era una persona espiritual y que hacia cosas buenas y que por eso era prosperada por El Señor???
 
Con todo mi corazón espero que solamente yo pensaba que mi ofrenda me hacia prospera, que mis acciones justificaba el éxito que he tenido en mi vida, me gustaría ser la única equivocada en esta historia, pero sé que no es así.


Sé que hay teología para justificar todo, y yo no voy a negar nada de lo que viví...pero ahora de todo esto yo sé que Dios me dio porque EL es bueno y misericordioso, no porque yo soy buena.

Ahora un episodio en particular de mi vida tiene sentido....(hace aproximadamente dos años atras).

Caminando rumbo a la iglesia, preguntaba muchas cosas a Dios, yo estaba llorando y muy triste porque queria saber todo, cuando llegue finalmente a la iglesia EL me dio una palabra, una sola que respondio a todas esas preguntas. Yo me sentí muy feliz y tan contenta, que cuando llegue a casa lo primero que hice fue arrodillarme y preguntar al Señor que Él quería, estaba dispuesta a dar todo en gratitud por la respuesta que me había dado.
Y la respuesta que el Señor me dio fue:


I Samuel 15:22..."Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y servir mejor que la grasa de carneros. "

Al principio me daba miedo porque me di cuenta de que no entendía lo que Dios me había hablado .. desde el primer momento quería saber en que no estaba obedeciendo, si había en mi algún pecado oculto en mi, se en algo estaba pecando constantemente sin saber, pero EL Señor no me respondio, como lo hizo con Pedro cuando le preguntó si quería una choza para Elías y Moisés...

Ok...ahora si entendi todo .. Dios no quiere mis sacrificios .. Dios quiere mi obediencia ..me di cuenta que no fue el sacrificio de Abraham lo que agradó a Dios (hasta porque él no lo hizo), fue hacer lo que estaba corazón del Señor, aunque eso significaba hacer un sacrificio. Entendí que no importa tanto lo que estoy ofrendando, si no estaba primero en el corazón de Dios no tiene ningún valor a sus ojos.

Después de entender todo...Dios respondió mi pregunta... "¿Qué estoy haciendo en Chile"?.. Él me respondio: "No es lo que estás haciendo, es lo que Yo (Dios) estoy haciendo y lo haré a través de ti."

Que el Señor sea alabado por cada segundo de mi vida.

Amén.

(Agradezco la traducción de Viviana Jeria Macaya) 




Leer otros textos en Español

2 comentários:

  1. Todo lo que escribes me hace meditar de las cosas que vivo día a día, ese (a veces) silencio de parte de Dios al preguntar y preguntar... reclamar por las cosas que no son como las que busco o necesito.
    Muchas veces mis dudas respecto a lo que estoy haciendo bien o mal me hacen vivir a la deriva.
    Si hay una palabra que grafica mi vivir con el Señor esa es FIDELIDAD, es mi espada y escudo a la vez, saber que pase lo que pase el Señor siempre será fiel en cumplir sus promesas.

    Carlos González

    ResponderExcluir
    Respostas
    1. Eso no más Carlos, para hacer la voluntad de Dios más que todo debemos tener fidelidad a Palabra y al envío que Dios nos da. En poco tiempo Jesús va volver y la fidelidad que va definir quien va con El y quien queda.

      Excluir