Mochileira de Jesus

sábado, 1 de janeiro de 2011

Metamorfosis Andante

Y no os conforméis a este siglo, sino transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios. Romanos 12:2


En 2011, la única cosa constante en mi vida fueron los cambios, para mi que tenía una vida estable y toda planeada fue un año en el que tuve que vivir por la fe. Mantuve mi mano en la mano de Dios y aún sin ver nada a delante de mí no dejé de caminar hacia la promesa.


Cómo habla el cantante brasileño Raul Seixas: 
♪ Prefiero ser una metamorfosis andante, de que tener aquella vieja opinión formada sobre todo ♫

Durante mucho tiempo, evité la transformación del Señor en mi vida porque tenia una "opinión formada" acerca de diversos temas, que yo llamaba de "visión" y para mí se trataba de conceptos incuestionables de que yo no debería ni siquiera pensar demasiado, sólo subordinarme.


Pero si el Señor habla que nuestro culto a Dios es racional, ¿por qué no puedo cuestionar lo que no estoy de acuerdo o no entiendo?


Infelizmente, no somos distintos de la iglesia católica y sus dogmas, cuando creamos paradigmas dentro de nuestra fe, los cuales cualquier que se oponga a este concepto es tratado como rebelde y fuera de la visión.


Cuando llegué a Chile, lo primero que Dios hizo fue confrontar mis paradigmas y comenzar un proceso de transformación en mi vida, que creo que no tiene fin, mientras el Espíritu Santo está obrando en mí, yo estaré en constante metamorfosis espiritual.

"Como un bisturí en las manos delicadas de un cirujano,
Como un arado en las manos callosas de lo agricultor,
Como una guadaña en las manos sucias de un segador,
Dios nos formó para que podamos ser instrumentos para nobles propósitos." Max Lucado

Es maravilloso saber que Dios no cambia nuestros hábitos, sino que nos transforma cada día para que   "No somos quien gustaríamos de ser, todavía no somos quien iremos ser. Pero gracias a Dios, ya no somos quien éramos." Martin Luther King

Cuando pienso en la Day de enero de 2011, siento que el Señor ha hecho una obra radical en mi vida cuando permití que el Esp. Santo que me enseñase la verdad detrás de mi "verdades absolutas".

"El proceso de moldeado por Dios es doloroso y difícil. Cuando Dios comienza a moldearnos a su imagen, a menudo utiliza el calor y la presión de nuestra vida cotidiana para transformarnos en bellos instrumentos para su uso. "Max Lucado

Es muy difícil admitir que durante muchos años todo lo que fue defendido como verdad no era tan cierto así, pero lo peor es vivir para siempre en esta falsa verdad.

En resumen, he aprendido tres lecciones:

1º El proceso de transformación y perfeccionamiento de Dios en nuestras vidas es constante hasta el regreso de Cristo.
Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús. Filipenses 1:6. 

2º La forma más eficaz ha de ser transformado es por las dificultades y dolor.
Esto les causa gran regocijo, aun cuando les sea necesario soportar por algún tiempo diversas pruebas y aflicciones; pero cuando la fe de ustedes sea puesta a prueba, como el oro, habrá de manifestarse en alabanza, gloria y honra el día que Jesucristo se revele. El oro es perecedero y, sin embargo, se prueba en el fuego; ¡y la fe de ustedes es mucho más preciosa que el oro! Ustedes aman a Jesucristo sin haberlo visto, y creen en él aunque ahora no lo ven, y se alegran con gozo inefable y glorioso, porque están alcanzando la meta de su fe, que es la salvación.
Así se demuestra que la fe que tiene, mucho más valioso que el oro, el cual aunque perecedero por el fuego, es original y en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.
I Pedro 1:6-9 


3º La transformación nos lleva de vuelta al diseño original de la creación de la imagen y semejanza de Dios.
Por lo tanto, todos nosotros, que miramos la gloria del Señor a cara descubierta, como en un espejo, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.  II Corintios 3:18

Al iniciar el proceso de transformación de Dios, tengo que estar dispuesto a perder mi formato de vida y los moldes que he adoptado como un ideal, para entrar en un estándar sobrenatural, cual Dios tiene un original y único para cada persona, y después estar hecho la "vasija perfecta", el Señor derrama el aceite de la unción. 

La vasija de barro que él hacía se deshizo en su mano, así que él volvió a hacer otra vasija, tal y como él quería hacerla. Jeremías 18:4 


Lo mejor de todo es saber que aun con el dolor de entrar en el fuego, ser derretido, tomar algunos golpes en las zonas donde tenemos deformaciones y luego comienzar a ser moldeado por las fuertes manos del Señor, vale la pena estar en el formato que se adapta perfectamente el Espíritu Santo.


Después de haber sido probado y aprobado podemos hacer que la Palabra de Job nuestras palabras:
Yo había oído hablar de ti, pero ahora mis ojos te ven. Job 42:5 


Nenhum comentário:

Postar um comentário