Mochileira de Jesus

domingo, 23 de janeiro de 2011

El Ungido Olvidado

Samuel tomó el cuerno de aceite y ungió al joven en presencia de sus hermanos. Entonces el Espíritu del Señor vino con poder sobre David, y desde ese día estuvo con él.   I Samuel 16:13 


El Señor ungió a David para ser rey en Israel, él era apenas un muchacho, pero después de la unción las cosas empezaron a suceder ... va a tocar arpa para Saúl, se convierte en escudero del rey, mata un gigante, gana todas las guerras y se casa con la princesa.


Ese sería el camino perfecto para el trono, hasta que la historia deja de ser un cuento de hadas y se convierten en una película de acción y drama.


David es perseguido, perde su casa, tiene que abandonar a su esposa, camina sobre la tierra como un fugitivo, sin un lugar para dormir, sin tu mejor amigo, sin nadie. 


Y, además, el lugar que Dios ha prometido a él, está ocupado por una persona que no tenía idea de lo que estaba haciendo, alguien que ya no era dirigido por Dios.


David escribe en un salmo:


Se me estremece el corazón dentro del pecho, y me invade un pánico mortal. Temblando estoy de miedo, sobrecogido estoy de terror.  Salmos 55:4-5 


En ese momento David debería haber recordado cómo su vida estaba tranquila antes de Samuel poner el aceite en su cabeza, cuando él era sólo un pastor, que caminaba en el campo y que su única preocupación eran las ovejas. 


Él termina el salmo:


Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre. Salmos 55:22 


David pasó por varios altibajos, porque cada vez que una situación lo derribaba, luego el Espiritu Santo lo levantaba. Imagino como debe haber sido punk vivir todo eso, se someter a Saúl mismo sabiendo que él no debería ser más rey.


Creo que no hay nada peor que ser liderado por un tonto, todos hemos pasado la situación de tener un jefe, supervisor o líder que no tiene idea de qué hacer y lo más raro de todo es que esas situaciones son parte del plan perfecto de Dios .


Si Saúl no era precisamente un buen rey, él enseñó muchas cosas a David, fue un verdadero ejemplo de cómo no se debe reinar. 


Todo el mundo debe someterse a las autoridades del gobierno, porque no hay autoridad sino de Dios, las autoridades que existen han sido establecidas por Dios. Romanos 13:1 


Si aceptamos vivir la voluntad de Dios, tenemos que estar dispuestos a tener todo tipo de liderazgo, los cuales son maestros, que nos enseñan a hacer y cómo no debemos actuar, hasta graduarse de la universidad de la vida, recibir el título de la perseverancia y poder ejercer nuestra vocación en el Reino de Dios.


Me siento orgullosa de decir que tengo y tuve buenos pastores y líderes, pero incluso aquellos que han cometido errores me enseñaran algo ... algunos errores que me dolieran tanto que hoy sé que si él Señor me da poder y la autoridad, nunca iba a hacer con las personas lo que hicieron a mí.


David tomó unos 15 años para empezar a reinar en Israel después de que fue ungido, sufrió mucho, se equivocó y se arrepintió, pero fue el rey más honrado y nunca será olvidado. 


La historia de David me da esperanza de que hay recompensa por toda la paciencia y la obediencia, porque el que obedece a la autoridad obedece a Dios (Romanos 13:2) y obedecer es mejor que los sacrificar.


Saúl era un verdadero tarado, pero David se someteó y honró mientras él vivió y también después de la muerte. Que el Señor nos dé paciencia y sabiduría para no quejar y hablar mal de las personas que ejercen autoridad sobre nuestras vidas, y si orar y interceder por nuestros pastores, líderes y gobernantes. #Amén

Um comentário:

  1. Toda la razón... Muchas veces estamos en desacurdo con quien está sobre nosostros. Otras nos humillasn, otras estamos bajo gente orgullosa y sobervia. Todo lo que hacemos debemos hacerlo como para Dios mismo, y honrarlo respetando a quienes ha puesto sibre nosostros. Bienaventurado el hombre que teme a Jehová y que anda en sus caminos...

    ResponderExcluir