Mochileira de Jesus

segunda-feira, 10 de janeiro de 2011

Tristeza

♫ Es mejor ser feliz que estar triste, la felicidad es la mejor cosa que existe, es así como la luz en el corazón ♪


Pregunté a Dios donde tenia dejado mi alegria, porque la buscó y no encuentro.


Cuando estoy triste siento un gran peso, por no estar contenta, porque había sido informada de que las personas que aceptan a Jesús no tenían ningún problema, estaban siempre sonriendo, cantando, recibían plata del cielo, y se pasaba algo malo era solo decir " está atado en nombre de Jesús " y toda la situación mala se convertía en buena.


♫ Pero es necesario un poco de tristeza, o no se hace el samba ♪


Es bueno estar en la luz, pero hay tiempo para todo, y por algo Dios también creó la noche.


Es en la oscuridad donde vemos luces donde no sabíamos que brillaban, es cuando no podemos ver con nuestros ojos físicos y empezamos a mirar más allá de lo que nuestros ojos pueden ver.

Fue en la noche que Dios hizo la promesa de que Abrahan iba a ser padre de una gran nación, estaba oscuro y él no pondría ver su cuerpo envejecido, ni los pelos blancos de Sarah, todo lo que había era un cielo lleno de estrellas y la voz de Dios que hablaba que sus descendientes serían mucho mayores de lo que se pondría contar.

En tiempos de soledad que nos enteramos de que no estamos solos, en el silencio escuchamos mejor la voz de Dios y en la oscuridad podemos ver claramente la luz de las promesas del Señor.


Como la noche es necesaria para completar un día, también es necesario un período de oscuridad en nuestro caminar cristiano.


Y justo cuando no podemos ver nada que ponemos nuestra fe en la práctica, porque es fácil caminar en la claridad, pero la definición de la fe es...


La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1


Fe es no poder ver nada, sin saber lo que va suceder en el próximo paso, pero estar con la mano sustenida en Jesús y no dejar de caminar por confiar en aquél que te conduce.


Aunque ande en valle de sombra de muerte no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo: Tu vara y Tu cayado me infundirán aliento. Salmo 23:4 


Y así, la soledad, el dolor, el sufrimiento, la tristeza y el llanto puede durar toda la noche, pero la alegría viene con el sol en la mañana (Salmo 30:5).


Y como hablaba Renato Russo: 
♫ Pero está claro que el sol volverá mañana ♪




Leer otros textos en Español

Nenhum comentário:

Postar um comentário